Pin It

Los cuidados de un galgo

INFORMACIÓN PARA TI Y PARA TU VETERINARIO:
Por favor lee cuidadosamente esta información y preséntala a tu veterinario cuando lleves tu nuevo galgo. Es importante que tengas un veterinario y que conozcas el servicio de urgencias que ofrece en su centro. Habrás recibido una cartilla de vacunación con las vacunas, número de microchip y desparasitaciones realizadas, que tu veterinario deberá conocer.

A continuación presentamos un protocolo anestésico que encontramos extremadamente fiable y seguro con una inducción suave y una recuperación rápida (asumimos una función cardiopulmonar normal):

PRE–ANESTESIA: (uno de los dos)
1mg IM de Acepromacina 20-30 minutos antes de la inducción (galgos epilépticos o muy mayores reciben Butorfanol, 0.2 mg/kg IM, como alternativa)

Medetomidina (0.010-0.015 mg/kg) + Butorfanol (0.2 mg/kg), en la misma jeringa IM. Si el ritmo cardiaco disminuye en más de un 30%, administra atropina.

Puede utilizarse Atipamezol para revertir el efecto de la Medetomidina.

INDUCCIÓN: (uno de los dos)
No usar pentotal, ya que muchos galgos requieren dosis elevadas para una adecuada anestesia, que aumenta el riesgo del procedimiento.

Diazepam (0.25 mg/kg) y Ketamina (5 mg/kg), IV. Administramos esta combinación en la misma jeringa, generalmente cuando utilizamos Acepromacina o Butorfanol como pre-anestesia.

Propofol (1-3 mg/kg) IV. Usamos esta inducción cuando utilizamos Medetomidina/Butorfanol como pre-anestesia

MANTENIMIENTO:
Isofluorano o Sevofluorano:
Ambos son seguros incluso para animales en estado crítico o para procedimientos ortopédicos largos. Es muy importante administrar fluidos intravenosos durante la anestesia. La atropina o glicopirrolato no son necesarios a menos que el ritmo cardiaco disminuya o haya excesiva salivación.

Parámetros sanguíneos normales:
Los valores normales del hemograma en el galgo difieren ligeramente. Los índices eritrocitarios generalmente están un 10% más elevados de lo normal. Los recuentos de leucocitos, plaquetas y proteínas totales están generalmente más bajos de lo normal. Interpreta estos valores con precaución.

Control de la salud general

ENFERMEDAD DENTAL:
Desarrolla un programa preventivo de salud dental con tu veterinario. Es mejor prevenir la enfermedad periodontal, sarro, etc. una vez se han limpiado y pulido sus dientes.

INFECCIONES DEL TRACTO URINARIO:
Si tu galgo tiene accidentes con la micción, o pide de salir más a menudo, por favor haz que tu veterinario examine su orina antes de asumir que es un problema de comportamiento.

GOLPE DE CALOR:
Los galgos son sensibles al exceso de calor en los meses de verano. Los síntomas del golpe de calor son jadeo intenso, encías de color rojo vivo, colapso o temperatura rectal superior a 40º. Si sospechas que tu galgo tiene un golpe de calor, ponlo en un lugar fresco y empápalo en agua fría. Llama inmediatamente a tu veterinario.

COJERAS:
Tu galgo puede tener una lesión de competición, algunas no muy frecuentes en otras razas de perros (fracturas tarsales, lesiones ligamentosas en dedos, fracturas sesamoideas, etc.). Generalmente no es necesario anestesiar a un galgo para hacer radiografías. La incidencia de la displasia de cadera en galgos retirados y de competición es casi nula.

CONTROL DE PULGAS Y GARRAPATAS:
Las piretrinas, permetrinas y productos con reguladores del crecimiento de los insectos son seguros para galgos sanos, así como los productos mensuales Advantage o Frontline. Siempre compra los productos antiparasitarios a un veterinario ya que es muy importante usarlos adecuadamente.

COMPORTAMIENTO:
El galgo siempre debe estar en el interior o en una zona vallada. No le gusta estar solo y puede desarrollar síntomas de ansiedad por separación. Cuando lo dejes solo, limita su espacio disponible: una jaula Varikennel grande puede ser muy útil al principio ya que se sentirá más seguro. Enseña a los niños a respetar su privacidad, especialmente cuando duermen. Los galgos son muy inteligentes y para disciplinarlos un “NO” firme es suficiente.

ALIMENTACIÓN:
Siempre administra una alimentación de alta calidad, seca, que puedes mojar ligeramente con agua templada. Dales de comer dos veces al día y siempre mantén el peso óptimo para evitar problemas de salud. Por favor recuerda que los galgos se deshidratan con facilidad. Si tu galgo vomita, no come o no bebe, llama a tu veterinario pronto para prevenir un daño irreversible a los órganos por la deshidratación.

Los galgos son en general perros sanos porque han eliminado muchos problemas genéticos por la cría y la selección natural de su capacidad para correr. Afortunadamente, también han desarrollado un buen temperamento y comportamiento.

Buena suerte con tu nuevo miembro de la familia. Tienes años de satisfacción por delante.