Pin It

Las preguntas más frecuentes

1. ¿El galgo necesita mucho ejercicio?

El galgo no necesita mucho ejercicio. Tres paseos de 20 minutos al día suele ser suficientes. A pesar de ser los atletas del mundo canino, los galgos no son perros muy activos. Obviamente depende mucho de la edad, un galgo joven de menos de 2 años tiene más necesidad de correr que uno más mayor. En general, les encanta estar tumbados descansando, conservando su energía para correr cuando surja.

2. ¿Los galgos se pueden soltar o siempre tienen que ir atados?

La mayoría de galgos no se pueden soltar en sitios abiertos ya que recorren (mucha distancia en poco tiempo y no acuden a la llamada). Los galgos se orientan por la vista más que otras razas y cualquier estímulo les pueda asustar provocando la huida o un gato a distancia les pueda despertar el instinto de perseguirlo. Por lo tanto, es muy peligroso soltar un galgo en la calle e incluso en un parque. Un galgo con miedo huye sin mirar y corre el riesgo de ser atropellado. Para poder dejar al galgo correr y jugar a gusto, se tiene que hacer en un sitio cercado con una valla de más de 2 metros. A medida que vayas conociendo a tu galgo, aprenderás cuáles son sitios seguros para él y cuáles no.

3. ¿Dónde debe dormir un galgo?

Los galgos son muy frioleros ya que apenas tienen grasa corporal o pelo, con lo cual no son aptos para vivir fuera en un jardín. Son muy sociales y les gusta estar en casa con la familia. Necesitan una superficie blanda para descansar. Si pueden elegir ellos, suelen elegir el sofá pero, si no está permitido, un colchón o cama acolchada en el suelo es más que suficiente

4. ¿Cuántas horas duermen los galgos?

Los galgos son muy perezosos y duermen hasta 18 horas al día. La mayoría son felices durmiendo todo el día hasta que los sacas a pasear.

5. ¿Puedo dejar un galgo solo en casa mientras voy a trabajar?

Depende de cada galgo. Muchos galgos provienen de la caza donde están acostumbrados a convivir entre ellos, puede que se pongan ansiosos cuando se encuentren solos en un nuevo entorno. Como siempre evaluamos los galgos en casas de acogida antes de que se den en adopción, sabemos cuales pueden estar solos en casa y cuales necesitan la compañía de otro perro para sentirse seguros. Si el galgo no tiene un problema de ansiedad, puede dormir tranquilamente en casa después de un paseo matinal hasta que vuelvas de trabajar.

6. ¿Qué come un galgo?

El galgo come la misma cantidad de pienso que cualquier otro perro de su peso, ajustando las cantidades según su nivel de actividad. Se recomienda dar un pienso de gama alta dos veces al día (nunca justo antes o después de ejercicio intenso). Muchas veces les resulta más cómodo comer y beber de un cuenco elevado.

7. Si decido adoptar un galgo ¿hay un periodo de prueba antes de la adopción definitiva?

El galgo siempre va a su nueva casa en acogida temporal por si no se adapta por cualquier razón. Una vez que veáis que se haya adaptado bien y estéis contentos con él, se hace la adopción definitiva dando de alta el microchip a vuestro nombre.


8. ¿Cuánto cuesta la adopción de un galgo?

La cuota de adopción son unos 300 euros que incluye el microchip, la vacunación, la desparasitación, el análisis de sangre, el transporte por MRW y la esterilización (tanto macho como hembra).

9. ¿Los galgos pueden convivir con gatos?

Algunos sí, y otros no. Hacemos una prueba de compatibilidad antes de que se vayan a una casa con gatos.

10. ¿Los galgos se llevan bien con niños y la gente mayor?

Los galgos se suelen llevar muy bien con niños y gente mayor, ya que son perros tranquilos y respetuosos. No saltan o babean. De hecho, son perfectos para hacer intervención asistida con animales. SOS Galgos lleva sus galgos a colegios, centros de menores y geriátricos para dar charlas y hacer actividades terapéuticas.

11. ¿Qué diferencia al galgo de las otras razas?

Los galgos no suelen ladrar o tirar de la correa. Son muy serenos y en casa apenas se notan ya que les gusta mucho dormir!

12. ¿Cuántos años vive un galgo?

Suelen vivir entre 12 y 14 años dependiendo siempre de su estado de salud.

13. No me puedo comprometer a tener el galgo para el resto de su vida, ¿cómo puedo ayudar?

Siempre estamos buscando casas de acogida para alojar y evaluar galgos recién llegados. La opción de acogida resulta muy gratificante ya que tienes un papel muy importante en la recuperación física y psicológica del galgo antes de que se vaya a vivir con su familia definitiva. Es una manera de conocer varios galgos sin tenerte que comprometer a 12 años o más de tenencia. Puede ser una opción para una persona que no está muy segura de sus planes de vida, alguien de fuera que no sabe si se va a quedar en España, alguien que ya tiene un perro y tiene hueco para otro o que simplemente quiere conocer esta estupenda raza sin la necesidad de tener uno para el resto de su vida. Si temes que te costase despedirte del galgo que tienes en acogida, solo tienes que pensar que el día que se vaya, se crea un hueco para otro que lo necesite.

14. ¿Todos los galgos son miedosos? ¿Cúal es su carácter?

Es cierto que muchos galgos llegan traumatizados por el abandono, el trato que recibieron anteriormente o por una falta de socialización. Algunos tienen pánico a las personas con lo cual están más a gusto viviendo en un entorno rural donde cogen confianza muy poco a poco con su familia adoptiva y a veces con nadie más. Otros llegan más confiados y mejor socializados, capaces de saludar a todos, tantos perros como personas, acostumbrados a viajar en coche y pasear por la ciudad. Tanto los miedosos como los más confiados, los galgos son perros muy cariñosos y sensibles.

15. ¿Pueden vivir en pisos en la ciudad?

Muchos galgos son aptos para vivir en pisos mientras se les proporcione el ejercicio adecuado. Puede que les convenga más un entorno urbano o rural, dependiendo de sus antecedentes.

16. ¿Los galgos se pueden educar?

Los galgos son perros inteligentes y se pueden educar motivándolos con premios. Es importante enseñarles su nombre y que acudan a la llamada. En general, no es una raza que disfruta de la obediencia o de otras habilidades caninas, prefiere estar paseando, socializándose con otros perros o personas, explorando, corriendo y, si no, ¡durmiendo! Pero siempre hay excepciones, y hay gente que hace ‘agility’ con su galgo y disfrutan como cualquier otro!


 

Nuestros Sponsors